Galería López Quiroga

In quarto. 25 años encuadernando y restaurando libros

Del al , 2018

Martha Romero, Luis Enriquez, Paulina García y Laura Milán

DE LA ENCUADERNACIÓN
COMO NIGROMANCIA


El libro, esa extensión de la memoria y de la imaginación, como escribiera Borges, funda su carácter al menos en dos aspectos esenciales: el visual y el interior. Cuando se conjugan bajo el criterio de la belleza, deviene un volumen grato a la vista y al tacto. La elección de la tipografía, los papeles de guardas, la armonía de los tipos, de la caja, todo confluye en el afán de cobijar la obra de un artista. Pero el tiempo, el uso, la humedad, no hacen distinciones. Y entonces es cuando el remedio surge como caído del cielo: la encuadernación es una nueva luz para los devotos del libro. No sólo los protege y les promete una nueva y larga vida, sino que lo transforma en un motivo especial. La minuciosidad del trabajo, el dorado de los cantos, la afortunada combinación de los tejuelos, los capiteles, todo contribuye a guardar en nuestro ser un ejemplar pero también un objeto inolvidable.
Martha Romero es oficiante de esta magia. Sabe transformar, paciente, un volumen cualquiera en uno singular. Y no es fruto de la casualidad. La conocí alrededor de 1997, a su regreso de Italia, de donde venía de haber estudiado restauración y conservación de libros; a Luis Enriquez, su compañero y cómplice, hace aproximadamente veinte años. Son lustros de trabajo con coleccionistas, en instituciones, formando alumnos, abriendo caminos.
Su colaboración con artistas es una confirmación de que la calidad y el diseño son una manera de festejar el buen gusto.
Gracias a ellos nuestros asistentes fueron capacitados para crear un sistema de protección, limpieza y conservación de nuestra vasta colección. Los libros que la integran conocen de una renovada existencia gracias a los buenos oficios de Martha y Luis, por eso, en estas bodas de plata de la gracia y la encuadernación, esta muestra es testimonio de gratitud, reconocimiento y buenos augurios.


Ciudad de México, 24 de septiembre de 2018